Home #10 World's Religions La llama trina en nuestro corazón ...
La llama trina en nuestro corazón ... PDF Print E-mail
Written by Administrator   
Tuesday, 10 March 2009 15:05

La llama trina en nuestro corazón ...

 

Ya es es tiempo. Si, ya es tiempo de dejar atrás lo que no sirve, y abrazar a Dios. Ya es tiempo de regresar a casa ...

Tu chispa divina: la llama trina

El rayo de luz blanca que desciende desde la Presencia YO SOY, pasando por el Santo Ser Crístico hasta la figura inferior de la gráfica, es el cordón cristalino. Es un «cordón umbilical», una cuerda de salvamento que te une a tu Presencia YO SOY. Eclesiastés lo denomina la hebra de plata10. La luz, la vida y la conciencia de Dios fluyen en ti perpetuamente a través de este cordón otorgándote el poder de pensar, sentir, razonar y experimentar las maravillas de la vida desde el primero hasta el ultimo de tus alientos. 

El cordón cristalino también alimenta a tu llama trina que esta afianzada en la cámara secreta del corazón. La llama trina, también llamada chispa divina, es literalmente una chispa de fuego sagrado que Dios te ha transmitido desde su corazón.

Los místicos de las religiones del mundo han reconocido esta chispa divina y la describen como la semilla interior de la divinidad. Los budistas, por ejemplo, hablan del «germen de la Budeidad»n que existe en todo ser viviente. En la tradición hindú, el Katha Upanishad habla de la «luz del Espíritu» oculta en «un alto lugar secreto del corazón» de todos los seres. Dice que este Espíritu es «menor que el átomo mas diminuto, y mayor que espacios infinitos»12. 

El Katha Upanishad también nos dice que este Espíritu eterno e inmutable, esta luz pura e inmortal, es una «pequeña llama en el corazón»13. Nos enseña que solo aquel que contempla el Espíritu interior revelado en su propio corazón logrará paz eterna.

El maestro Eckhart, teólogo y místico cristiano del siglo xrv, también habla de la chispa divina cuando dice que «la semilla de Dios esta dentro de nosotros»14. Hay una parte de nosotros, dice Eckhart, «que no se ve afectada por el tiempo o la mortalidad: proviene del Espíritu, permanece eternamente en el Espíritu y es divina [...]. Aquí Dios brilla y arde sin cesar, en toda Su abundancia, dulzura y arrobamiento»15.

La chispa divina, o llama trina, tiene tres «plumas». Estas plumas encarnan los tres principales atributos de Dios: poder, sabiduría y amor, y se corresponden con la Trinidad: padre, Hijo y Espíritu Santo. El núcleo de fuego blanco del que brota la llama trina se corresponde con Dios en su aspecto Madre. Puedes cumplir con tu razón de ser si accedes al poder, la sabiduría y el amor de Dios afianzado en tu llama trina.

Puedes visualizar la llama trina ardiendo en la cámara secreta de tu corazón mientras rezas y entras en comunión con Dios. La pluma azul esta a tu izquierda, la amarilla en el centro y la rosa a tu derecha. La pluma azul (correspondiente a Dios Padre) es el punto donde se sostiene dentro de ti el poder y la voluntad de Dios. Es tu fuerza de voluntad, la fe y la determinación para realizar la misión de tu vida. La pluma amarilla (correspondiente a Dios Hijo) sostiene en tu interior la inteligencia discriminatoria de la Mente de Dios y su sabiduría. La pluma rosa (correspondiente a Dios Espíritu Santo) sostiene el amor, la compasión, la misericordia y la ternura de Dios.

La llama trina tiene un tamaño promedio de un milímetro y medio de altura, pero generalmente sus plumas son desiguales. Solo cuando las tres plumas se encuentran en equilibrio, puede la llama trina expandirse como una unidad. Y cuando tu llama trina se expanda, tu luz y poder espirituales aumentaran exponencialmente.

¿Como puedes establecer un equilibrio en las tres plumas para lograr que sean iguales en tamaño e intensidad? Por medio de la devoción a Dios y del servicio a la vida. Saint Germain nos aconseja que, mediante la sensibilidad de nuestra alma, meditemos en las cualidades de cada pluma para determinar cual de ellas es la mas débil y cual es la mas fuerte. A continuación dice que podemos usar el poder de la pluma mas fuerte para fortalecer a las dos mas débiles. En su dictado dado el 23 de marzo de 1996, en Medellín (Colombia) dijo:

Podréis percibir una falta de equilibrio en las plumas [de la llama trina] dependiendo de lo intensamente que podáis sentir el Poder, la Sabiduría y el Amor de Dios en vuestro corazón. Si no sentís las tres plumas de la Trinidad pulsando en vuestro corazón, tendréis que ejercitar el atributo o atributos que hayáis descuidado.

Por ejemplo, si la pluma azules la pluma más fuerte, estará por encima de la amarilla y de la rosa. Conservad la fortaleza de la pluma azul y usadla para apuntalar las plumas amarilla y rosa. Entonces, realizad alguna acción mediante la cual aumentéis las plumas rosa y amarilla para intentar establecer un equilibrio entre las tres, al mismo tiempo que encendéis los fuegos del corazón. 

Si tenéis tendencia a negarle el amor a vuestro adulto interno, a vuestro niño interno o a otras personas, salid y encontrad a aquellos que necesitan de vuestro amor y ofrecedles, copa tras copa, el elixir del Amor a todos aquellos que quieran recibir vuestro amor. Continuad con esta tarea hasta que sintáis la intensidad del amor de Dios en vuestro corazón y sepáis que habéis elevado la pluma rosa al nivel de la azul.
 

Ahora bien, si sentís que no estáis poniendo en práctica la sabiduría que Dios os ha ofrecido, par ejemplo, enseñando a los analfabetos a leer y escribir, entonces, acabad con vuestro egocentrismo y ofreced los rayos del sol de la sabiduría de Dios a aquellos que más lo necesitan. Servid a otros desinteresadamente y conoceréis la libertad del ofrecimiento gratuito de los dones de la Trinidad.

Vuestro objetivo en este proceso es equilibrar la llama trina para que el amor de vuestros corazones sea igual a la inteligencia de vuestra mente y a la determinación de la voluntad que Dios selló en vuestro interior en el Principio.